¿El mejor documental de Lucha Libre jamás creado?: (Documental online + Link de Descarga)

Por: @BryanAlvarado

Crecer en la época pre-internet no fue fácil: las series las tenías que ver si o si cuando las pasaran por TV, las tareas no era copia-pega y las películas no estaban disponibles las 24 horas del día en Mediafire.

Gracias a las bondades del internet pude encontrar una película que marcó mi vida y mi pasión por la lucha libre. La cual hoy comparto con ustedes

Recuerdo esperar una lluviosa noche de jueves de algún año entre 2000 y 2002 que ya no recuerdo… En Telesistema el señor de la voz característica anunciaba: Hoy a las 23:00 “La otra cara de la lucha libre”. Yo apenas un puberto salté de la emoción pues en el avance se veía a mi ídolo Mankind sin máscara y cortando lo que pensé que era una extraña promo que me perdí de algún RAW. Llegar a clases al día siguiente con sueños y ojeroso me importaba poco, yo solo quería saber cuál era la dichosa “otra cara de la lucha libre”

Con ojos rojos como si de conjuntivitis se tratara esperé toda la hora y media que duraban las noticias de las 9:30.  Llegó el momento de la verdad, llegaron las 11 de la noche y….. la película aún no comenzaba, los condenados comerciales se me hicieron eternos hasta que a las 23:13 (lo recuerdo perfectamente) la voz del narrador inauguraba el evento con un “No sé por qué me gusta, solo que siempre me ha gustado). Como si de un hipnotizador se tratara pegué mis ojos al televisor para ver lo que creí seria un reportaje sobre los “titanes del ring”…. Vaya que estaba equivocado.

Lo que siguió fue una masacre a mis neuronas, el kayfabe se desvanecía frente a mis ojos al darme cuenta de que mis héroes eran personas comunes y corrientes.  En esta etapa de mi vida no tenía ni idea de quien era Jake Roberts y no quiero imaginar lo traumante que hubiera sido si, siendo Roberts uno de mis ídolos, oírlo hablar de drogas y sexo extra-marital de manera tan abierta.

No había marcha atrás, nadie podía saber lo que yo supe y desde entonces defendí al wrestling a pesar de saber su oscura verdad. En lugar de abandonar mi gusto por el wrestling empecé a ver las luchas de un modo diferente y analizar cada movida para ver el truco, lo que me ayudó a muy temprana edad a apreciar la fina teatralidad artística que encierra el sudor y la sangre de los artistas del ring.

Sin más preámbulo les dejo mi análisis/review de:

Beyond the Mat (La otra cara de la lucha libre)

El documental que Vince McMahon no quiere que veas

Es dificil entender a los luchadores profesionales. Siempre están viajando, siempre cargan consigo golpes y lesiones, no son bien pagados (excepto aquellos que están en la cima), no tienen el respeto de los que no son fans de la lucha, ellos ni siquiera “compiten” en todo el sentido de la palabra pues sus resultados están predeterminados y la gran mayoría de ellos son olvidados rápidamente. Aún así casi todos los luchadores en Beyond the Mat continúan buscando la fama. ¿Por qué? Creo que Terry Funk lo resume perfectamente: Porque es divertido.

Sin embargo, es un extraño tipo de diversión. Después de todo, no estoy seguro que la mayoría de la gente clasificaría a ser golpeado con una silla como “diversión” Ni tampoco a mucha gente le gustaría disfrutar el ser lanzados de una jaula de acero como Mick Foley. Pero como la película mismo señala, los luchadores rara vez son personas normales. Pero al mismo tiempo siguen siendo seres humanos. Ellos tienen los mismos problemas que nosotros. Es solo que ellos se ganan la vida corriendo con mallas de spandex y masacrándose el uno al otro.

De todas las historias en Beyond The Mat, La que más me agrada es la de Terry Funk. Muestra cuán bizarra es la lucha libre profesional. Aquí tienes a un hombre de más de 50 años que tiene artritis degenerativa, que se despierta en la mañana, como cualquier hombre mayor, en calzoncillos y ojeroso. Y aún así en el ring es un maníaco sediento de sangre. Pero al mismo tiempo él es un padre amoroso que llora en la boda de su hija y tiene una excelente amistad con el hombre con el que ha tenido sus luchas más brutales (Mick Foley). Así como la lucha puede ser  excéntrica, nada de los que pasa fuera del ring es simple.

Y la sección de Funk ilustra el problema que muchos luchadores tienen: no pueden renunciar a ser el centro de atención. Por ejemplo miren a uno de los amigos de Terry Funk, Dennis Stamp. No ha luchado en años pero aun así sigue entrenando (saltando en un trampolín en ropa interior) esperando tener otra lucha. Y cuando finalmente acepta ser el árbitro en la lucha de “retiro” de Funk, se emociona por ser parte del evento principal. Parece que cuando no te pagan mucho, cuando eres forzado a hacer trabajos horribles y cuando nadie sabe quién demonios eres, la única compensación para una existencia tan deprimente es un par de aplausos.

Otro luchador que ha sido golpeado por el negocio es Jake Roberts. Él no se lleva bien con su hija y como Jake es adicto a las drogas es forzado a pagar su adicción luchando en eventos de cuarta en puebluchos. Incluso es filmado orinando en una cubeta y luego filmado completamente dormido antes de salir a luchar mostrando una escena muy depresiva de lo que significa ser un luchador profesional. No me sorprende por qué muchos luchadores están acabados, pero Roberts tiene incluso más razones para estar tan demacrado: su existencia fue producto de una violación y su hermana fue raptada y asesinada, además de tener una terrible relación con su padre, apenas pueden mirarse el uno al otro. También es impactante ver como Roberts abandonó sus sueños solo para ser mejor que su padre y restregárselo en la cara (el papa de Jake Roberts también era luchador) De repente y sorprendentemente puedes ver cómo Jake Roberts desarrolló su personaje tan oscuro: SIMPLEMENTE PROYECTA SU PROPIA VIDA REAL. Nuevamente  la lucha y la realidad parecen mezcladas.

Quizás el único en la película que se proyecta de forma decente es Mick Foley. El tiene un plan claro (retirarse cuando cumpla 35) y tiene una familia sólida que lo apoya. De alguna manera sabes que el va a estar bien, pero eso no quiere decir que no haya baches en su camino. En una escena él es forzado a mirar imágenes de su esposa e hijos llorando cuando Mick es golpeado repetidas veces en su cabeza con una silla de metal, es una verdadera llamada de atención; me refiero a que a pesar de lo entretenido que es para bastardos como yo, uno no puede poner a su familia a pasar semejantes penurias cada vez; pero es su familia la que lo mantendrá a Mick con mentalidad centrada y humilde. Sin embargo para los otros luchadores que no tienen vidas personales estables, ellos tendrán que buscar amor entre gritos y aplausos. Pareciera que la lucha libre es una droga que muchos luchadores no pueden dejar.

Los Hardcore Legends también lloran

Pero en lo que el filme resalta más empáticamente es que es presentado tal y como sucede en la vida real. Nadie es juzgado ni mirado por debajo del hombro. Bueno si, la lucha libre es algo que está casi fuera de los límites sociales, pero la película muestra que no importa cuan rara sea la lucha, los luchadores no son gente rara después de todo. Solo son gente con los mismos problemas que tenemos todos.

LINK DEL VIDEO:

http://vk.com/video203116520_164574556

LINK DE DESCARGA:

http://depositfiles.org/files/48ec5lica

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s